Noviembre, el hard fork y tú

En varias ocasiones hemos hablado del SegWit2x en Mundo Satoshis. Y, ahora que se acerca la fecha señalada para el hard fork, lo que toca es prepararse para el evento.

Si ya sabes de qué va todo esto, sigue los pasos descritos a continuación para prepararte para el gran día. Pero si andas un poco perdido entre tantos forks o simplemente quieres recordar cuál es el panorama general, puedes leer un pequeño resumen de la situación aquí.

El SegWit2x

En agosto de este mismo año (2017) se activó la primera parte de la propuesta de SegWit2x, el SegWit. Este es un método para optimizar el código de las transacciones, de modo que se reduzca el tamaño del archivo, y no necesitó un hard fork para ser aplicado.

La segunda parte es el “2x”, que se usa para significar el aumento del tamaño de los bloques de 1MB a hasta 2MB. Esto representa un cambio crítico en el protocolo del Bitcoin, así que la modificación se hace a través de un hard fork; algo que, a su vez, implica la división de la cadena y la aparición de otra moneda.

La ejecución de esta segunda parte está prevista para el día 16 de noviembre (en el bloque 494.784). En forks anteriores (Bitcoin Cash y Bitcoin Gold), ya aprendimos que hay que prepararse para la ocasión; así que ahora solo se trata de recordar los puntos básicos para mantener nuestro dinero seguro.

Antes del 16 de noviembre

Lo más importante a tener en cuenta ante un hard fork es el control de las claves privadas, que debe estar en tus manos. En caso de que esté en manos de terceros, dependes completamente de sus decisiones a la hora de disponer de tu dinero y de reclamar las monedas que te pertenecen en la nueva cadena.

¿Cómo se consigue el control de las claves privadas? El método más práctico y rápido es guardar tus bitcoins en una cartera local, como pueden ser Electrum o Exodus; pero también podrías usar otras carteras de hardware o en papel. Además, eso aumentará la seguridad de tus monedas, ya que cualquier cosa podría pasar con las empresas externas.

Ahora bien, el SegWit2x es un fork decisivo en la historia del Bitcoin, y ha recibido un gran apoyo de la comunidad. Muchos grupos mineros y casas de cambio van a soportar la nueva moneda que se cree, así que puede que tú no tengas que realizar ninguna acción en esta ocasión. Por ejemplo, Coinbase anunció que ofrecería sus servicios para el que ellos llaman Bitcoin2x (B2X), y que no es necesario que sus usuarios hagan nada para reclamar las monedas, ya que la cantidad que les pertenezca (la misma que tengan de BTC) se cargará a sus cuentas automáticamente.

Pero no te confíes demasiado. Antes de decidir dejar tus bitcoins en la cartera online o el exchange que estés usando, infórmate bien sobre la postura que han tomado (Xapo, Bitfinex,…). Y, aún así, recuerda que la forma más segura de garantizar que podrás reclamar tus nuevas monedas es trasladar los bitcoins a una cartera local (o varias, si tienes una cantidad considerablemente grande y valiosa), que te permita disponer de la semilla y las claves privadas.

Después del 16 de noviembre

Si ya estás preparado para el fork, ahora sólo te queda aguardar pacientemente a que llegue el día señalado. Pero entiendo que esta vez experimentes cierto nerviosismo cuando te pones a pensar en el tema. Y es que no es para menos.

Varias comunidades de todo el mundo han declarado ya su rechazo a la segunda parte del SegWit2x, y entre ellas también hay firmantes del acuerdo de Nueva York del que surgió la propuesta. Sus argumentos en contra del nuevo protocolo van desde la falta de una protección de replay adecuada a la confusión y la inconveniencia que provocaría entre los usuarios. Aún así, el hard fork es inevitable si más del 80% de la potencia de minado sigue apoyando el plan.

Entonces, ¿qué podemos esperar?

Dinero gratis es lo que esperan (o esperamos) muchos usuarios; igual que en el caso del fork de Bitcoin Cash. Pero no todo es tan simple en esta ocasión. El objetivo primario del SegWit2x era mantener a todo el mundo en una sola cadena renovada, aunque el fork está ganando cada día más detractores.

Así, tenemos tres escenarios posibles:

  • El SegWit2x se aplica efectivamente, y la mayoría de la comunidad de mineros actualiza su sistema para seguir la nueva cadena. El bitcoin de SegWit2x pasa a ser el bitcoin “oficial”, y la vieja criptomoneda se deja atrás.
  • El SegWit2x se aplica, pero solo una parte de los mineros se actualizan para el nuevo protocolo. Así, aparecería una nueva moneda, el Bitcoin2X (B2X), y la vieja cadena de Bitcoin (BTC) seguiría manteniéndose.
  • El hard fork de SegWit2x no consigue el consenso necesario (esto es, la potencia de minado) para ejecutarse, y por lo tanto sigue el Bitcoin (BTC) como hasta ahora.

La mayoría de usuarios de la comunidad Bitcoin apuestan por el segundo escenario como el más probable, ya que la propuesta tiene tanto partidarios como detractores en una cantidad suficiente como para que las dos cadenas funcionen. Pero tampoco hay que descartar los otros escenarios, aunque el tercero parece ahora bastante improbable, dado que el plan está funcionando “a toda máquina”.

Entiendo que la situación sea un poco confusa para muchos usuarios. Los diferentes escenarios incluyen muchas variables que hacen difícil determinar el resultado exacto de la situación. En este artículo (en inglés) de Coindesk puedes encontrar más información interesante sobre el tema. Te lo recomiendo si quieres profundizar más en la cuestión.

Y, finalmente, lo que me gustaría que recordaras aquí es que, si se da el segundo escenario y aparece otra moneda en circulación después del fork, no debes intentar reclamarla hasta que sea seguro hacerlo. Esto es, cuando se haya aplicado una protección de replay adecuada, la nueva moneda funcione con normalidad y el ambiente esté tranquilo.

Conclusión

No sabemos lo que va a ocurrir exactamente el día 16. El asunto es complejo, y hay muchas variables que intervienen en el resultado. La más importante de estas variables son los mineros (que aportan la potencia para generar monedas), y ellos tienen la última palabra en todo este drama.

Como usuarios, a nosotros solo nos queda proteger nuestros bitcoins del mejor modo que sepamos, y tomar las acciones necesarias para asegurarnos de que podremos reclamar la nueva moneda en caso de que aparezca. Ya hemos comentado antes que esto se consigue guardando tus monedas en una cartera local en la que tú controles las claves privadas y puedas disponer de la semilla de la cartera.

Mientras tanto: Keep Calm and Claim Satoshis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *