Bitcoin (BTC) vs. Bitcoin Cash (BCH)

1.500$ es lo que vale ahora mismo un token de Bitcoin Cash. Parece un precio muy bajo comparado con los 8.190$ de Bitcoin (BTC), pero no por eso tiene menos impacto en el mundo de las criptomonedas.

Bitcoin Cash ocupa actualmente el segundo puesto en el ránking de precios, y es la tercera moneda en capitalización de mercado (después de Bitcoin y Ethereum). Nació el día 1 de agosto de este mismo año (2017), a partir de un hard fork de Bitcoin, y algunos dicen que en un futuro próximo va a destronar a la moneda original para establecerse como el “Bitcoin real”.

Mientras tanto, coexisten las dos monedas en el criptomundo, cada una con sus equipos tanto de fans como de haters. Aunque también hay muchos usuarios que no se posicionan en ningún equipo, sino que simplemente observan e intentan descifrar las posibilidades de futuro que tiene cada moneda.

Pero, ¿cuán diferentes son Bitcoin (BTC) y Bitcoin Cash (BCH)?

En realidad no tanto…

Ya hemos mencionado antes que Bitcoin Cash surgió de un fork de la cadena de Bitcoin, de modo que las monedas comparten el mismo origen. Así, se podría decir que Bitcoin Cash proviene del mismo protocolo que desarrolló Satoshi Nakamoto en 2008, y comparte también la mayoría de reglas básicas de funcionamiento de su pariente:

  • El algoritmo de minería a resolver para aportar la prueba de trabajo (Proof of Work, PoW) es el SHA256.
  • La dificultad de minería se ajusta a la cantidad de mineros de la red.
  • El intervalo de tiempo de producción de bloques es de 10 minutos.
  • 21 millones es el total de monedas que se van a crear.

¿Dónde están las diferencias?

Todo empezó con el problema de la escalabilidad del Bitcoin. La revolucionaria criptomoneda iba a morir de éxito y había que hacer algo. Varios grupos dentro de la comunidad aportaron sus propuestas de solución. La cuestión fue largamente debatida, hasta que al final se consiguió un consenso para llevar a cabo el llamado SegWit2x.

Esta propuesta constaba de dos fases. En la primera fase, la aplicación del SegWit, la tarea era aplicar una optimización del código para reducir el tamaño de las transacciones (y así poder incluir más en cada bloque). En la segunda fase, se iba a ejecutar un hard fork para aumentar el tamaño de los bloques, y es en este punto donde entraron en juego los escépticos con sus argumentos.

Y es que unos cuantos miembros de la comunidad no se fiaban de que esta segunda fase llegara a ser aplicada efectivamente. Así, decidieron desarrollar una alternativa: Bitcoin Cash. Esta nueva propuesta tenía dos puntos básicos que la hacían merecedora de una cadena separada de la original:

  • Eliminar el SegWit, que se había introducido a través de un soft fork y por lo tanto era reversible.
  • Aumentar el tamaño de los bloques a 8MB, para solucionar el problema de saturación de la red.

¡Listo! Aquí tenemos las diferencias.

El tiempo dió la razón a los escépticos. La segunda fase del SegWit2x nunca llegó a ejecutarse (por falta de consenso), así que el Bitcoin se quedó con bloques de 1MB frente a los 8MB de Bitcoin Cash.

Dicho así parece algo fútil, pero en realidad es un tema de suma importancia. El problema de escalabilidad del Bitcoin aún no está solucionado, y habrá que volver a abordarlo otra vez en un futuro no muy lejano.

Cuestión de prioridades

Más allá de esta diferencia básica, hay algo que no se presenta tan obvio para el usuario corriente de criptomonedas: las prioridades de cada sistema. La revista Forbes publicó hace unos días un artículo (enlace en inglés) en el que el autor explicaba con toda claridad esta sutil divergencia.

El valor más importante para la comunidad Bitcoin (BTC) es la descentralización. Lo que se intenta es mantener la red totalmente pública y resistente a la censura, dejando en un segundo plano la rapidez y el coste (las tasas) de las transacciones. Bitcoin Cash (BCH), en cambio, pretende garantizar pagos rápidos y baratos a través de su sistema, con la esperanza de que esto atraiga más usuarios y así incrementar la descentralización.

Vemos, pues, que los dos criterios se tienen en cuenta en ambos proyectos, la distinción solo está en la priorización de uno sobre el otro. Sin embargo, cuando indagamos un poco más en la cuestión de la descentralización, hay algo que inquieta a más de uno respecto al Bitcoin Cash: ¿Por qué una criptomoneda supuestamente descentralizada tiene un CEO?

Ciertamente es algo sobre lo que reflexionar, pero vamos a dejar el tema para otro día, que este post ya se acaba. Aunque seguramente tienes muchas preguntas: “Entonces, ¿cuál de las dos monedas es mejor?”, “¿Cuál va a ser el Bitcoin oficial en el futuro?”, “¿Va a desaparecer una de las dos monedas?”, etc.

Andreas M. Antonopoulos ofreció una respuesta a estas preguntas, y con su tweet terminamos el artículo:

“Bitcoin y Bitcoin Cash van a coexistir y servirán a diferentes usos, igual que Bitcoin y Ethereum. No es un juego de suma zero. Trabaja en construir tu proyecto, no en destruir el otro.” — Andreas M. Antonopoulos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *