Metropolis ya está aquí

Un par de meses atrás hablamos sobre los problemas de escalabilidad de Ethereum: demasiado tráfico y dificultad de la red para absorberlo. Hoy ya casi ha llegado la solución: Metropolis, el hard fork que va a mejorar la plataforma.

Otro hard fork, sí. Pero esta vez sin tanto drama.

Planes de mejora

A estas alturas supongo que ya sabes que un “fork”, en el mundo de las criptomonedas, es una actualización del sistema; pero nunca viene mal recordarlo. Los llamados soft fork, son actualizaciones reversibles y compatibles con versiones anteriores; aunque en el caso de Metropolis se trata de un hard fork, que significa que no tiene vuelta atrás en la cadena.

Esta ya será la tercera (y penúltima) actualización de Ethereum, y se va a llevar a cabo como planearon inicialmente los desarrolladores del proyecto. Además, se anunció que el proceso se va a realizar en dos fases: Bizancio (o Byzantium), la primera etapa que implementará 9 de las 11 modificaciones previstas, y Constantinopla, para las dos modificaciones restantes.

Read More


Ethereum y la escalabilidad

El problema: demasiado tráfico en la red

La saturación de las redes parece ser el gran problema de las criptomonedas. Hace poco publiqué aquí un artículo sobre el inminente fork del Bitcoin, que tiene el objetivo de que el sistema pueda procesar el creciente número de transacciones que se efectúan. Ahora le toca a Ethereum enfrentar la misma situación: demasiado tráfico colapsa sus redes.

A diferencia del Bitcoin, pero, la saturación que ha sufrido Ethereum este último mes ha sido causada principalmente por la cantidad de ICOs lanzadas. Una ICO (siglas en inglés de Initial Coin Offering) es una Oferta Inicial de Monedas usada para obtener inversión en el desarrollo de nuevos proyectos dentro del sistema Ethereum. Con ellas, los inversores consiguen unos cuantos tokens de la aplicación desarrollada a cambio de criptomonedas.

Read More